VMAs: Los premios que cambiaron la historia de los premios

Cuando pensamos en darle un premio a alguien, normalmente nos viene a la mente reconocer su trayectoria, agasajarlo, darle un motivo para celebrar. Los premios adquieren su valor por muchos motivos: su historia, su tradición, la persona que los otorga. Conocemos muchas premiaciones, las clásicas son las más esperadas a lo largo del año, premios como los Óscares, los Grammys y otros son los que a lo largo del siglo XX han tenido un gran auge.

Sin embargo, a finales de este siglo, en los años 80, la cadena de televisión que siempre ha impulsado el cambio, la innovación y asesina de los radio stars, decidió incursionar en estos premios. MTV ocasionó un gran escándalo al momento en que se le ocurrió privilegiar los videos por encima de la música. Así era el nombre de sus premios… Video Music Awards.

Todos tenemos grabado en el subconsciente actuaciones como la de Madonna en el gran pastel, Britney Spears con una boa en la espalda o Eminem con su ejército de clones cantando The Real Slim Shady. MTV aportó a todos los premios el esquema de negocio y más importante aún, el concepto de espectáculo.

Los VMAs son uno de los espectáculos más vistos alrededor del planeta en que los artistas montan sus mejores actuaciones. Este año vimos el regreso de Eminem, el mejor rapero del mundo en la apertura de la transmisión, sin duda tiene un talento indiscutible.

Creo que el momento pico de la noche, hablando de performances, llegó cuando la sensación adolescente del momento, Justin Bieber interpretó Baby y Somebody To Love. Fue seguido inmediatamente de su manager y estrella del hip-hop, Usher, que dejó impresionados a todos los asistentes con un despliegue de coreografía, interpretación, iluminación y escenografía que no se había visto hace tiempo en estos eventos.

Otras actuaciones como la de Paramore y Taylor Swift mantuvieron el entretenimiento constante en la transmisión. La gran ganadora de la noche fue Lady Gaga, quien es en este momento la reina del Pop, llevando al extremo lo que Madonna ha hecho en su carrera. Eminem fue otro gran ganador de la noche, dejando claro que sigue presente en la escena musical del siglo XXI.

Los VMAs sientan precedente para las próximas transmisiones en este Award Season, sobretodo para los Óscares, que si bien han mejorado su espectáculo en el último año, aún no llegan a ofrecer un entretenimiento de altísimo nivel y variedad como lo hace MTV.