¿Eres responsable de tu propia vida?

Últimamente está de moda en las corrientes de pensamiento el hecho de tener una posición de responsabilidad. Creo que es cierto, la visión del hombre ha evolucionado mucho a lo largo de los años. Ya la psicoterapia ha evolucionado tanto que prácticamente es irreal creer que estamos condenados a un estilo de vida por culpa de miles de factores ajenos a nosotros, sean nuestros padres, hermanos, profesores o acontecimientos de la infancia. Es cierto, todos esos factores afectan mucho nuestra vida. Pero el conocer el día, hora y lugar de todos esos factores del pasado que nos han dañado no va a ayudar a nadie a mejorar su futuro.

Si en lugar de estar buscando culpas aceptáramos que los únicos responsables de nuestra propia vida somos nosotros, las circunstancias nos afectarían, pero sabríamos sobrellevarlas perfectamente. Lo cierto es que nadie quiere tener la responsabilidad por la vida de otra persona, ni siquiera una madre. Así que si nosotros no tomamos el timón de nuestra propia vida, nadie lo va a hacer y nos convertiremos en un punching bag de los acontecimientos.

Así que hay una manera de comenzar a tomar la responsabilidad, son tres sencillos pasos que podemos seguir en este nuevo año:

  • Mencionar las áreas en las que estamos dispuestos a tomar más responsabilidad en nuestra vida. Puede ser nuestra vida social, la vida profesional, la diversión… lo que sea.
  • Identificar a las personas que conocemos y que admiramos por tomar la responsabilidad de su vida, puede ser cualquier conocido, o incluso alguien famoso.
  • Enlistar los proyectos de los que me voy a encargar en este año. Proyectos que voy a hacer realidad, cueste lo que cueste.

Finalmente, tener esa lista presente todos los días y revisarla para saber en qué nivel estoy viviendo. De eso hablaremos más adelante, la vida sigue…