Luz del mundo

Nunca en la historia un Papa se había sentado durante una semana a responder a una entrevista con un periodista. Los Papas eran personas lejanas, atemporales, inalcanzables. En los últimos años este concepto ha venido cambiando drásticamente. Juan XXIII comenzó a cambiar detalles en su pontificado, al grado de convocar a un nuevo concilio en el siglo XX. De ahí, los cambios radicales fueron en aumento. Creímos que Juan Pablo II era el papa más moderno.

Benedicto XVI ha hecho lo que ni siquiera su predecesor hizo. Sentarse a platicar con un periodista. Lo había hecho ya cuando era cardenal. El resultado es “Luz del mundo”, un libro que muestra el pensar y sentir de un Papa ante la situación actual del mundo y de la Iglesia.

En esta obra podemos encontrar desde un Benedicto humano, que cuenta su día a día. ¿Qué representa para él ponerse la sotana? ¿Por qué se la pone todo el tiempo? ¿Qué sintió al momento de ser votado? Pero también toca temas profundos, dignos de analizarse, como la competencia entre la fe y la razón, donde el Papa dice que “en el momento en el que se reconoce la grandeza inaudita del conjunto, la mirada se extiende más allá y surge la pregunta por un Dios del que proviene todo”.

Pero se alzan nuevas cuestiones para el Papa del siglo XXI, como la paganización y ateísmo de muchos sectores de la sociedad. La crisis actual de la Iglesia con tantos casos de abuso a menores, la lucha por la unidad de los cristianos, la guerra e incluso el medio ambiente. Benedicto XVI es también un papa ecologista.

El escándalo que se desató por las declaraciones del uso del condón resulta que no existe. Él mismo dice que esta nunca será la respuesta para combatir completamente el problema del SIDA en el mundo. Al contrario, en un orden lógico, es la última opción, aunque en casos extremos puede ser la primera.

«Luz del mundo es un libro» muy recomendable para todos los que quieran conocer realmente quién es Benedicto XVI sin complicarse la vida. Aquí está claro, directo y sin rodeos.