And the Oscar goes to…

Oscares 2011

La entrega de los premios de la Academia fueron vistos por más de 37 millones de personas en Estados Unido.

La noche más esperada de Hollywood llegó ayer en la noche a la televisión. Creo que todos los ganadores fueron muy bien elegidos. Sin duda The King’s Speech es una gran película, a mí no me cabe duda de que se merece el Óscar para entrar a esa lista de películas memorables en la historia. A pesar de eso, el rating de la ceremonia no fue tan bueno como se esperaba.

Creo que en los últimos años, ABC ha hecho todo lo que está a su alcance para hacer de esta ceremonia algo atractivo para el público. Sin embargo, hay avances en algunas cosas y retrocesos en otras. El guión y la propuesta visual del show fueron muy atractivos. Los premios menos “espectaculares” se presentaron de manera ágil y entretenida, sin perder segundos valiosos intercambiando presentadores para cada premio o dejando largas escenas para presentar a cada nominado. A lo largo de toda la ceremonia se presentó la historia de la misma entrega y se hizo referencia a la industria del cine, lo que a mi gusto les ganó muchos puntos.

Por otro lado, parecía una estrategia ganadora apostarle al público más joven, como lo hacen premios como los VMAs, los People Choice Awards o los Grammys. Sin embargo, Anne Hathaway y James Franco, los conductores más jóvenes en la historia de los Óscares dejaron mucho que desear. Sin duda el ser actor no asegura tener encanto con las cámaras y con un público en vivo.

Creo que en esta ocasión los productores dieron en el clavo en la cadencia de la ceremonia, en la propuesta visual, pero les faltó la conducción, algo que ya tenían ganado con gente como Steve Martin o Billy Crystal.

A pesar de todo eso, es uno de mis programas favoritos en todo el año. En especial 2010 fue un gran año para el cine y se pudo ver en la gran calidad de nominados que encontramos en esta ceremonia. Después de todo… es la fiesta del cine.