Los libros al pasado…

Acabo de terminar el primer libro que leo de forma digital. Al principio estaba un poco reacio a leer en un iPad un libro completo. Como que necesito tener un marcatexto, un lápiz y me gusta ver el progreso que voy teniendo en las páginas conforme lo leo. Me gusta ver avanzar el separador por los días. Ya sé que es una visión un poco retrógrada, hasta vieja.

El resultado fue mucho mejor de lo que esperaba. El poder cambiar el tamaño de la letra es una maravilla, sobre todo para libros un poco más complicados de entender. Pero además de todo eso, el tener la capacidad de subrayar el libro, escribir notas a lo largo de toda la obra y poder ir a los links sugeridos al instante, sin tener que guardarlos para después, es una experiencia totalmente nueva a la que me puedo acostumbrar muy fácil.

Leer en un iPad superó mis expectativas. Creo que es increíble tener archivos, internet, libros, juegos y muchas otras cosas más en un solo dispositivo.

Ahora mi resistencia está puesta en el iPad 2, sinceramente no le veo un gran avance del modelo anterior. Aunque mejor me callo antes de que termine comprándome una.