Todo lo que hacemos es Marketing

Hace poco vi un video acerca del Marketing. En él hablaban todas las voces autorizadas de esta disciplina. Por un lado, Philip Kotler, por el otro, autores de libros como Lovemarks y The Long Tail, biblias andantes del marketing. La visión de todos estos expertos es muy convergente en muchas cosas. Lo más importante: hoy no podríamos concebir nuestra vida diaria sin el marketing.

Te despiertas y ves el noticiero más prestigiado de la televisión, no el mejor. Vas por un café a Starbucks y llegas a tu oficina, donde tratas de vender productos y servicios, pero sobretodo experiencias de marca. A la hora de la comida pasas a McDonald’s porque no tienes mucho tiempo. Terminando, te cambias de ropa por un traje de Hugo Boss, Zara o cualquier marca porque vas al evento de tu universidad, o de un cliente o proveedor.

Marketing comenzó siendo ventas, como un apoyo al departamento de ventas, haciendo lo que los vendedores no querían hacer. Hoy es mucho más que eso. Hoy incluye experiencias, branding, servicio, proyección, valor de marca y muchas cosas más. Hoy las grandes empresas comienzan a tener un CMO (Chief Marketing Officer), que tiene tanto peso en la junta directiva como un CFO y esto es algo muy bueno. Pero hoy el Director de Ventas y el Director de Marketing hablan lenguajes diferentes y les interesan cosas distintas.

Lo importante que los marketeros deben entender es que ya no basta con estar en la oficina y hacer planes. No basta con tener contacto con el público en situaciones falsas como focus groups, hay que ir con ellos, estar con ellos, conocer deseos, motivaciones, intereses… en fin conocer su vida entera.

Así hay marcas que la gente ama y que hace suyas… hacemos nuestras. Por eso, todas nuestras actividades tienen que ver con el marketing.