Intagram: fuera de control

instagram

Debo confesar algo: tengo una adicción. Desde hace unas semanas que me registré en Instragram no me puedo dormir sin darle una revisada diario. Es un microblog pero de fotografías. Una especie de Twitter en imágenes. Parece tonto y llega la pregunta de siempre: «¿Qué eso no lo puede hacer Twitter?» o «¿No se supone que Facebook es para las fotos?». La respuesta es sí, pero como siempre en los grandes inventos, acompañamos ese “sí” de otra pregunta «¿Y qué no se puede hacer mejor?».

Instagram funciona solamente con el iPhone (tenía que ser). La idea es simple, retratar tu vida en instantes, como en las fotografías Polaroid de antaño. De hecho la aplicación integra filtros, foco y marcos que le dan un look especial a las fotos. Los mismos creadores lo ponen así:

«Could we make sharing your life as instant and magic as those first Polaroid pictures must have felt?»

Lo increíble ha sido que la mayoría de la gente no pone fotos comunes en Instagram, sino que se esfuerzan por ser creativos y expresar sentimientos, instantes y gustos de modo original y eso es lo que me apasiona.

En la aplicación, además de seguir y comentar en fotografías de tus amigos, puedes consultar fotografías populares del momento, que también valen la pena. Una aplicación que no puede faltar en tu teléfono o en tu iPod.

He aquí algunas fotos y usuarios que me han gustado:

instagram

instagram

instagram

instagram