Peña Nieto: Tienes 6 meses

Peña Nieto:

Ojalá que te llegue esto. Te hablo como mexicano, como ciudadano, como joven y por eso te digo:

Tienes 6 meses para darte cuenta de que la gran y enorme mayoría de los ciudadanos de México, no solamente no votó por ti, sino que está en contra de tu proyecto, como lo viste en las diversas manifestaciones en todo el país a lo largo de tu campaña.

Tienes 6 meses para aprender a hablar, no con el tono de voz y fórmulas de comunicación arcaicas (que hemos escuchado tantas veces, sino hablar con la verdad, sin rodeos, de modo transparente y directo. Nunca en tu campaña te escuché hablar así.

Tienes 6 meses para combatir tu defecto dominante: la vanidad. Ojalá que te des cuenta de que un país no se gobierna con tu cara bonita, ni con la ropa de temporada de tu esposa, sino con trabajo, madurez y consenso, una palabra que dudo que conozcas.

Tienes 6 meses para darte cuenta de que si no te salían las cuentas con López Obrador, tampoco salen las cuentas con los incrementos que quieres hacer al presupuesto de educación, seguridad social, trabajo, desarrollo social, ciencia y otros rubros, a menos de que incrementes de modo importante la deuda del país, lo que en el siglo pasado nos llevó a numerosas crisis y a una pobreza que lleva estancada más de 50 años en el tiempo.

Tienes 6 meses para entender que un sistema de seguridad universal no es solamente la unificación del IMSS y el ISSSTE en el nombre, sino una ampliación del alcance de esos servicios para todos los mexicanos.

Tienes 6 meses para entender que lo que necesitan los jóvenes y la población económicamente activa no es un seguro de desempleo, que en las circunstancias que vivimos, se convertiría rápidamente en una medida populista, sino la creación de empleos permanentes, estables y bien remunerados.

Tienes 6 meses para darte cuenta de que nuestra democracia funciona a la perfección, y que en cambio, lo que no funciona siquiera mínimamente, es el sistema político de nuestra nación y del que tu partido tiene gran parte de la culpa. Tienes este tiempo para darte cuenta de que política no es democracia y es un término que tú en especial no debes confundir.

Tienes 6 meses para entender que México cambió y que no lo puedes gobernar igual, pero no de modo retórico como lo has dicho en tus anuncios, sino que no lo puedes gobernar igual porque los ciudadanos no te lo vamos a permitir, y para eso, la oposición requerirá de madurez, para representar los intereses ciudadanos, no sus propios intereses.

Tienes 6 meses para abrir los ojos y ver que no necesitamos reducir 100 diputados, sino por lo menos los 200 plurinominales, como la sociedad lo demanda, aunque no le convenga a tu partido.

Muchas otras cosas puedes hacer, pero principalmente una cosa: Tienes 6 meses para ser presidente de México, tarea que personalmente creo te queda muy grande, en especial después de ejemplos como Felipe Calderón o Ernesto Zedillo. Tienes 6 meses para deshacerte de las malas influencias y compromisos que llevas cargando a tus espaldas. 6 meses para aprender, para ser humilde, para madurar, para hacer equipos.

En conclusión, tienes 6 meses para ser el presidente que los mexicanos merecemos, no el que has construido con mercadotecnia. Si haces eso en 6 meses podrás contar con mi trabajo y el de millones de mexicanos que sé que piensan como yo.