Estamos en crisis

«Hay crisis siempre que el viejo mundo no termina de morir y el nuevo mundo no termina de nacer» — Antonio Gramsci

    Hace poco escuché esta frase en una conferencia. A pesar de que sea de uno de los pensadores comunistas y marxistas más importantes, creo que es muy atinada. Y atinada no solamente para la época en la que vivió, sino para la época actual. Y es que estamos en crisis. Eso no es nuevo, se lo podemos preguntar a los europeos y a los españoles, es una crisis importante de nuestra historia.

    No solamente la económica que se acaba de detonar. Diría yo que hemos vivido en una montaña rusa de crisis económicas desde ya hace por lo menos una década. Si no es Estados Unidos, es Europa, si no es Europa, es América Latina. En fin, hay una crisis.

    Con esta frase de Gramsci estalló en mí una idea que ya le he oído a varias personas en diferentes momentos. Estamos en el cruce de nuevas y viejas generaciones.

    Claro que éstas han existido siempre, pero no siempre han estado en conflicto como hoy. Todavía peor, las generaciones de hoy no son determinadas por la edad, sino por el pensamiento. Si miramos a nuestro alrededor, podemos encontrar personas muy “viejas” de 20 años y personas muy “jóvenes” de 50 o 60. Mientras que unos viajan con una bandera de tolerancia, otros lo hacen con una bandera de verdad. Y así poco nos podemos entender, porque los “tolerantes”, se vuelven intolerantes con los “intolerantes”. Y los que defienden la “verdad” dudan mucho de lo que dicen los que dicen “mentiras”. Nada está claro.

    La gente está necesitada de un faro. Y ese faro van a ser otras personas. Personas que tengan clara su pasión y que sepan mirar a los otros y guiarlos por el camino correcto. Que los ayuden con herramientas para encontrar las respuestas por sí mismos. Si lo quieren ver en un sentido más espiritual, san Josemaría Escrivá de Balaguer lo puso así:

«Un secreto. —Un secreto, a voces: estas crisis mundiales son crisis de santos. —Dios quiere un puñado de hombres ‘suyos’ en cada actividad humana. —Después… pax Christi in regno Christila paz de Cristo en el reino de Cristo San Josemaría Escrivá de Balaguer

    Claro que hay personas que nos van guiando en momentos difíciles, pero se necesitan más. Se necesitan héroes, se necesitan guías. Para momentos extraordinarios, personas extraordinarias, que sepan descubrir y ayudar a descubrir la verdad.

    Yo por mi parte creo que existe una verdad y que la verdad es objetiva, y debemos aprender a ver las cosas objetivamente, aunque a veces, ese no es nuestro fuerte. Para eso, nos puede ayudar la filosofía, el hacernos preguntas y contestarlas sinceramente, con la verdad. Y luego, esa verdad debemos contrastarla con nuestros sentimientos, estados de ánimo y experiencia propia. y así llegaremos a ser individuos (en tanto que seremos libres y diferentes) con una visión objetiva (en tanto que sabremos entender e identificar la verdad).

    Yo, por lo menos, espero algún dia llegar a ser como este tipo de personas. En fin, tenemos la vida para conseguirlo. Así vamos a superar esta crisis de la época que nos tocó vivir, que en lo personal, me entusiasma mucho, porque es una oportunidad de crear y sentar bases para los demás.