Nick Vujicic: una vida sin límites

nick vujicic

Nick Vujicic en México

En los últimos días pude ir a la conferencia de Nick Vujicic y escucharlo hablar. ¿Quién es? Un motivador profesional, padre de una niña, esposo, actor… y no tiene brazos ni piernas. Así nació y es una persona sumamente feliz. Ha sido la inspiración de miles de hombres, mujeres y niños alrededor del mundo. Escuchándolo hablar, te das cuenta de lo que ha sufrido a lo largo de su vida y cómo se ha levantado cada vez.

Imagínenlo narrando su ida a jugar fútbol cuando era niño. Fue al jardín con un amigo. «¿Estás listo?» le dijo el niño. «¡Síiiiii!», contestó Nick. El amigo toma vuelo y despeja, el balón va rodando por el aire mientras Nick piensa: «¿Qué voy a hacer? ¿Con qué le pego? ¿Me muevo? ¡No me puedo mover! ¿Con la cabeza? Muy alto… ¿Con mi piecito? Muy bajo ¡Ya viene!». En ese momento se acerca la pelota y él decide brincar y darle al balón una patada voladora.

La pelota le torció el pie con el que escribe, con el que maneja su silla, con el que hace todo… y no se pudo mover en 3 semanas. Lo que más me sorprendió fue lo que dijo después: «Por primera vez en mi vida me sentí discapacitado. Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Es cuando agradeces todo».

A veces todos vivimos la vida con lo que tenemos. Las situaciones se van presentando y tú respondes como crees que es mejor. Pero en el camino… olvidas agradecer todo lo que la vida te ha dado. Olvidas dar las gracias por quién eres y por el momento que te ha tocado vivir. Y, a veces, hace falta una persona que no tiene brazos ni piernas para recordártelo.

Sin duda es de esas personas que transmiten algo con su mirada, con su actitud, con su alma. La gente del público se moría por abrazarlo. Estoy convencido de que Dios a lo largo de la historia manda personas como Nick para que la humanidad tenga ciertas luces en el camino. Y de eso se trata la sección de Personas de Y la vida sigue…