The Positive Thinking Secret

18382122

Ahora que estoy en mi etapa de promoción de la felicidad, me encontré en iBooks este libro. Para empezar, habla de pensamiento positivo. Segundo, es un libro electrónico y tercero, es gratis. Así que un día que no tenía nada más que leer a la mano, comencé este libro de Aaron Kennard.

La verdad, al principio pensé que se trataba de esos libros de autoayuda que lo único que hacen es afirmar que el mundo es bello y que todo es bueno y que hay que ser felices siempre. Y no estaba del todo equivocado, una gran parte del libro es así. Pero lo valioso del contenido no son todas estas afirmaciones, sino la experiencia de vida del autor.

Aaron es una persona normal, con un negocio de bienes raíces, casado y con 4 hijos. Pero su vida cambió radicalmente el día en que nació su cuarta hija. Comenzó a sentir dolor de estómago, tener diarrea y sentir algo parecido a las hemorroides.

El doctor le recetó una pomada que tenía que ponerse dos veces al día. Pero el dolor no disminuía, al contrario. Para no hacerles el cuento largo, unas semanas después, Aaron tuvo que entrar de emergencia al quirófano para que le extirparan el intestino grueso por completo. A lo largo del libro, platica con lujo de detalle (y a veces DEMASIADO detallado para mi gusto) el dolor por el que pasó, cómo bajó de 80 a 60 kilos de peso en ese tiempo y sus momentos de desesperación y tristeza.

Mientras leía, varias cosas me pasaban por la mente. Por ejemplo, lo afortunado que soy por no haber tenido hasta el momento una enfermedad como esa. Pero más aún, me asombraba la capacidad de este hombre para sostener sus afirmaciones de que es nuestra vida es “verdaderamente increíble” y que “no hay días malos”. Tengo que aceptar que me angustió mucho todo el proceso de su enfermedad, lo que provocó que leyera el libro extremadamente rápido para salir de esa etapa de la enfermedad.

Las lecciones que me llevo del libro, son estas:

  1. La felicidad es tu elección. Nada ni nadie externo puede hacerte feliz o infeliz sin tu consentimiento.
  2. Para establecer tu forma de responder a situaciones negativas, no te debes esperar hasta que ocurran, sino que debes tomar la decisión y alimentarla en los buenos momentos para que en los malos puedas responder acorde con ella.
  3. No hay días malos, no tiene caso clasificarlos de esta manera.
  4. Cuando la vida se complique, no hay que perder la fe. Hay que entender que todo contribuye para nuestro bien. Si tenemos esa certeza, el mal no se vuelve tan insoportable.

Si quieres descargar el libro, puedes hacerlo aquíylavidasigue-iconofin