La fuerza de una idea

No hay ejército que pueda detener la fuerza de una idea cuando ésta llega a tiempo

Esta frase es conocida por muchos. Si entendemos además, el contexto de la revolución francesa, nos queda aún más clara. Cuando nuevas ideas han llegado al mundo, lo más lógico es que ciertas fuerzas traten de frenarlas. Pero lo cierto, es que si es su momento, no habrá nada que las detenga.

No quiero hablar ahora de modo personal, sino colectivo. Así como las personas vamos creciendo y cambiando, las sociedades también lo hacen a partir de lo que las personas lanzan al grupo. De aquí la importancia de tomar la responsabilidad que tenemos como integrantes de una sociedad. No vivimos aislados, aunque quisiéramos, el mundo existe y coexiste y tiene un balance.

Sabemos que no podemos hacer algo bueno sin que tenga una repercusión positiva en los demás. Tampoco podemos hacer algo malo sin afectarlos negativamente. Más aún, sabemos que lo negativo se propaga mucho más rápido que lo positivo. En el mundo del espectáculo y del turismo, saben que una crítica buena puede propagarse tres veces, mientras que una mala puede propagarse siete.

De aquí la importancia de que seamos analíticos, creativos y positivos. Tenemos que poco a poco ir transformando a los grupos de personas con los que nos encontramos y a todo el mundo con ideas extraordinarias, que lleguen a tiempo y que ni siquiera un ejército las pueda detener. ylavidasigue-iconofin