Vivamos amando y siempre sonriendo

Vivamos amando, amemos sufriendo, suframos callando y siempre sonriendo

Hay personas que cuando leen esta frase inmediatamente me dicen que no están de acuerdo. Es muy respetable. Pero quisiera explicar un poco por qué a mí no solo me gusta, sino que me encanta. En esta frase anónima hay 4 requisitos que hay que cumplir. Pero hay que tener algo claro, se deben cumplir con los 4 al mismo tiempo. Si aislamos cualquiera de ellos, el camino se puede poner peligroso. Son los 4 y son en orden.

Amar es fácil. Más bien dicho, querer es fácil. Y a veces confundimos amar y querer, como bien lo dice el príncipe de la canción. Así que tenemos que complementar esta idea. Hay que vivir amando, es decir, que el amor sea un estilo de vida, no un sentimiento, no una fase. Pero para amar, hay que saber sufrir (No me refiero al dolor de las rupturas amorosas). Quiero decir específicamente sufrir al mismo tiempo en que amamos. Sufrir es sacrificarnos, renunciar a nosotros mismos por la persona amada y eso, convierte a nuestro sufrimiento en algo heroico. Ya que somos capaces de amar sufriendo, hay que guardar silencio. Hay que saber aceptar que ese es el sufrimiento que implica el amor y hay que callarlo en el buen sentido. No hay que quejarse “vendiendo” nuestro sufrimiento para que los demás valoren lo que hacemos por ellos. Y finalmente, una sonrisa. Una sonrisa auténtica que nace del amor y de la felicidad de amar. Una sonrisa que nace la satisfacción de un amor auténtico y sacrificado.

Sé que alguno seguirán en desacuerdo con la idea. Pero yo, por lo menos, creo que vale la pena vivir así. Así que intentaré poner en práctica esta idea. ylavidasigue-iconofin

¿Qué opinas de esta forma de amar? Compártela en los comentarios.