No te buscaría si Tú no me hubieses encontrado

No te hubiese buscado si tú no me hubieras encontrado y yo no te hubiese encontrado si tú no me hubieras buscado

Hago un llamado a todos aquellos que están desesperados. A los que han perdido el rumbo. A los que ya perdieron la fe. Los que abandonaron sus creencias por un fuerte golpe de la realidad.

Este llamado es para esos que han permanecido en lo mismo, y que tal vez ya no encuentran nada nuevo. Para los que llevan 20 años encerrados en un estilo de vida.

Es también este llamado para los que están felices, para esos que con mucho esfuerzo han conseguido lo que querían y ahora solamente están viviendo sus sueños.

Es un llamado para todos, para cada uno. Para esos que buscan ser mejores día con día. Para los que no tienen esperanza y para los que se empeñan en negar todo. Para los ricos, para los pobres, para los valientes y los miedosos, para los jóvenes y para los viejos. Para todos los que están en algún extremo, pero también para los del centro.

Hay alguien que los quiere, que los ama y que los busca. Sí, los busca porque todos son importantes para él. Es un llamado a volver a él, a regresar a casa.

Este llamado es para que encuentres a Dios, que te está buscando. No, no te busca para que te pares en una iglesia o para que veneres al obispo. Te busca porque te ama y quiere llenar ese espacio que no lo llenan tus posibilidades profesionales, humanas, afectivas, materiales o sexuales. Te está buscando y nunca lo dejará de hacer. Hasta el último minuto.

Él te busca y si tú quieres, lo puedes encontrar. Basta con cerrar los ojos y abrir el corazón tal cual es. Pruébalo y no te vas a arrepentir. ylavidasigue-iconofin