Si no sales de esta cuarentena con un libro leído… 🤮

Llevamos meses en esta pandemia. Especialmente México lleva más tiempo en crisis que otros países, ya que fuimos de los últimos lugares en que el virus se propagó y uno de los que peor ha manejado la situación. Esto hizo que nos encerráramos antes de tiempo y que tengamos que seguir encerrados hasta ahora (a pesar de las señales cruzadas que recibimos por todos lados).

Sin embargo, el sentimiento cuando comenzó la contingencia en comparación al sentimiento que tenemos hoy es muy distinto. Al principio todo era una novedad: las llamadas por Zoom nos emocionaban, ordenamos nuestras casas, arreglamos lo que no funcionaba, por todos lados aparecieron clases, cursos y conciertos gratis. En el inconsciente colectivo teníamos esta idea de que había que mantenernos ocupados y aprovechar este tiempo para “renacer”.

Incluso, circulaba por redes sociales este quote en alguno de sus formatos:

“Si no sales de esta cuarentena con un libro leído, una habilidad nueva, un negocio nuevo o más conocimiento que antes, nunca te faltó tiempo, solo disciplina”.

Meses después, con libros leídos, cursos tomados y miles de TikToks publicados, seguimos en medio de la crisis. Ese feeling, esa emoción de disfrutar la casa, de ver las películas que teníamos pendientes, o de intentar un negocio nuevo, ya pasaron y ahora nos encontramos en medio de la tormenta, empapados, con el paraguas roto y sin un refugio donde protegernos.

Ya nadie comparte esta infame frasecita y si alguien publica algo similar, todo mundo se va contra él o se convierte en el peor objeto de burla.

Y es que en lo personal, creo que esto se trata de despertar un día más y hacer lo correcto, dar el siguiente pasito… poco a poco… dentro de lo incierto… con todo y miedo. No se trata de leer un libro, de abrir un negocio o de comenzar un huertito. Es sobre aprender a sacar lo mejor de las circunstancias que vivimos, por difíciles que sean. Para mi gusto, esta es la lección que nos deja este momento histórico. Si la aprendemos, la vamos a poder aplicar en muchas situaciones de nuestro futuro y estaremos blindados ante nuevas dificultades. Por lo que vemos, vamos a tener que aprobar esta lección con un examen extremo.

Es duro, hay días buenos y días muy malos. Creo que nadie puede decir que es fácil, por muy antisocial o introvertido que sea. Pero pensar que cada uno se esfuerza desde donde esté, nos debe dar esa esperanza de que juntos saldremos adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s