Vivamos amando y siempre sonriendo

Vivamos amando, amemos sufriendo, suframos callando y siempre sonriendo
Hay personas que cuando leen esta frase inmediatamente me dicen que no están de acuerdo. Es muy respetable. Pero quisiera explicar un poco por qué a mí no solo me gusta, sino que me encanta. En esta frase anónima hay 4 requisitos que hay que cumplir. Pero hay que tener algo claro, se deben cumplir con los 4 al mismo tiempo. Si aislamos cualquiera de ellos, el camino se puede poner peligroso. Son los 4 y son en orden.

Vivir es existir y crear

Vivir no es sólo existir, sino existir y crear, saber gozar y sufrir y no dormir sin soñar

En alguna parte del Holstee Manifesto se menciona que la vida se trata de conocer personas y crear cosas con ellas. No podría estar más de acuerdo. La vida es creación. El proceso de traer una nueva vida al mundo es creación. Pero también es creación cada nuevo proyecto que hacemos, cada página que escribimos, cada idea que tenemos, cada dibujo que intentamos plasmar en un papel.

No desperdicies la oportunidad

Naciste con la posibilidad de cambiar vidas, no la desperdicies

Esta frase la encontré rondando por internet. Lo sé, me he quejado de estas frases anónimas. Pero esta en especial me llamó la atención, así que hice mi propio diseño (con eso ya mejoró considerablemente, créanme).

Me gustó por dos razones. La primera es que me recordó al último mensaje de Oprah Winfrey en su programa. Mencionó esta misma idea. Todos tenemos la capacidad de cambiar vidas.

Demasiados ‘hombres buenos’

El mundo de hoy necesita santos, ya tiene demasiados hombres buenos

En este lunes de pensamiento me acordé de esta frase. La encontré pegada en un pizarrón de corcho. Ese pizarrón estaba afuera de una capilla. Esa capilla era la de un centro de rehabilitación infantil. Algo tuvo que me llamó la atención. No era bonita, ni estaba escrita muy grande. Tal vez fue el lugar y el momento donde la vi lo que impactó. Desde entonces no se me ha olvidado.