No soy médico

Lastima el querer desentenderse de un problema grave que tenemos en nuestro país, que es el hecho de que muchos niños con cáncer no tienen acceso a un tratamiento de calidad o incluso, acceso del todo a un tratamiento. Lastima el querer poner un interés político, fama o soberbia por encima de un grupo tres veces vulnerable (1. Niños. 2. Enfermos. 3. De escasos recursos). Lastima la falta de empatía, de interés y simplemente de humanidad al tomarse el tiempo para atacar a costa de este tema.

Fe en la humanidad, reestablecida

Últimamente me han sucedido varias cosas que me han motivado a creer nuevamente en la humanidad. A veces con tantos líos políticos, económicos, conflictos y hasta peleas de Carmen Aristegui y la Señorita Laura, se nos olvida lo verdaderamente importante: todos pertenecemos a la raza humana. Y no me refiero a la raza a la que le canta Gloria Trevi en sus conciertos, sino a la totalidad de la humanidad, para la cual no importan las diferencias de color, religión o país.
Estas experiencias, muy sencillas me han hecho pensar profundamente en la capacidad de bondad que tenemos. Todos podemos ayudar a la gente —conocida o desconocida— podemos hacer actos espontáneos de amor y amabilidad por alguien. En eso consiste la experiencia humana y por eso vale la pena la vida.

El verdadero sentido de la ayuda

Este es el artículo que escribí para el boletín de la Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac. Con toda la evolución de la filantropía y el desarrollo social frente a nosotros, ¿dónde quedamos las personas? Finalmente, la ayuda nace de nuestra condición humana y de la condición humana de quien ayudamos.

Hay de todo en la vida…

Hace poco tuve contacto con una fundación que ayuda a niños que han sufrido mucho en la vida. Conglomera voluntarios para entretenerlos de manera permanente e incluso ayuda a las familias y tratamientos. La verdad, es una gran labor la que hacen. Hace poco, me encontré con que los había expulsado de la casa donde trabajaban porque uno de los vecinos se quejó de que no cumplía con los requisitos de uso de suelo.

Maktub: Cambio de planes

El realizador de la película es el presidente de la Fundación Aladina que ayuda a niños con cáncer en España. Pero Cambio de planes, no es una historia que habla del cáncer, habla de la vida, de la felicidad, del cielo. Es una película que promueve las ganas de vivir que en mi opinión, nadie debe perder.

Voluntariamente

Ayer viví un día como hace mucho tiempo no había podido vivir. Muchas veces he participado en actividades de ayuda a los demás. Lo que va sucediendo conforme el tiempo avanza es que ya no puedes participar en eventos de ayuda como antes y cuando lo haces, ya te vuelves una parte mucho más organizativa…