¿Hacer el bien o hacerlo bien?

Ve al mundo y hazlo bien. Pero más importante: ve al mundo y haz el bien.

Tengo muy grabada una clase de quinto de primaria, cuando entró un profesor de moral a preguntarnos sobre lo que queríamos ser. Las respuestas decían que algunos abogados, otros ingenieros y arquitectos. De pronto, nos empezó a cuestionar sobre las razones para crecer y estudiar. Y varios contestamos: “para ser alguien en la vida” (Imagínense a unos mocosos de 11 años diciendo eso). Pero el profesor seguía preguntando y no se conformaba con esa respuesta. Nos dijo que a esa frase le faltaba una palabra. Después de rompernos la cabeza pensando, nadie pudo dar con la famosa palabrita, hasta que el Profe se hartó y nos dijo “¡Para ser alguien BUENO en la vida!

Más allá del cielo

Cuando alguien muere o cuando nosotros acariciamos la muerte, por muy religiosos, fanáticos o ateos que seamos, nos gusta pensar que el cielo existe. Tanto, que no se vuelve solo un pensamiento, se convierte en una certeza. Las personas que fueron luz para los demás en su vida no pueden terminar su existencia así, tan abruptamente, tienen que tener un lugar y el cielo es ese lugar

Hay de todo en la vida…

Hace poco tuve contacto con una fundación que ayuda a niños que han sufrido mucho en la vida. Conglomera voluntarios para entretenerlos de manera permanente e incluso ayuda a las familias y tratamientos. La verdad, es una gran labor la que hacen. Hace poco, me encontré con que los había expulsado de la casa donde trabajaban porque uno de los vecinos se quejó de que no cumplía con los requisitos de uso de suelo.

¿Qué tan rápido se te va el tiempo?

Cuando te das cuenta, el tiempo ya se fue y no vuelve. La infancia se esfuma, la juventud pasa rápido y la madurez no es para siempre. Vive, respira, disfruta, trabaja pero sobre todo ama. El amor es lo que hace la diferencia entre la rutina diaria y las experiencias únicas e irrepetibles. No siempre…

Porque se me da la gana…

Llevo muchísimo tiempo tratando de encontrar razones y ayudar a varios amigos a encontrar razones también. ¿Razones de qué? De lo que sea, pero si no tienes una razón, tu vida empieza a perder sentido.

Un motivo para ser mejor

Hace poco leía en un libro que todos nosotros tenemos alguna razón para ser buenos. Estas razones pueden ser muchas y muy diferentes.

El hombre actual (3)

Todo ser humano tiene en su interior tanta bondad sea posible, pero al mismo tiempo tanta crueldad hay que reposa dentro de su ser, cual de un volcán dormido se tratase, y al más mínimo cambio climático, se active.