Hay veces…

Hay veces que quiero cerrar los ojos e irme lejos.

Hay veces que pienso en lo que pudo haber sido y no fue.

Hay veces que el mundo me da miedo, porque el blanco y el negro se han alejado, si no es que se han perdido.

Hay veces que miro tu cara y ya no siento nada de lo que sentía.

Hay veces que me extraño a mí mismo en esos días.

Una brújula por favor…

Lo bueno es bueno. No va a cambiar por el reacomodo de una pieza intermedia, el blanco sigue inamovible. Tal vez entonces, no sea una pieza tan importante, la podemos cambiar sin afectar lo que es realmente valioso: nuestros principios.