Hacer lo mejor que puedes

Mi corazón hoy me está hablando. Y me está reclamando, no está muy contento que digamos. Y no sé qué contestarle. Podría poner como pretexto la típica frase de “estoy haciendo lo mejor que puedo”. Pero a veces “lo mejor que puedes” no es suficiente.