Creatividad que no se termina

Cuando trabajas en algo relacionado con creatividad o propiedad intelectual, es fácil volverte celoso de tus ideas. No quieres que nadie las copie, que nadie las use sin tu permiso, que nadie las destruya o las critique. Después de todo, son tus ideas y de nadie más.