Este era un sueño…

Este era un sueño. Un sueño chiquito, no muy grande. Le gustaba jugar y viajar de cabeza en cabeza. Salía en la noche para que no lo reconocieran, aunque a veces, se aparecía de día. Eso sí, los que lo veían de día se volvían locos. Era como si no estuvieran presentes. Estaban, pero no…