Hasta cuándo…

En teoría es fácil entender el dolor, aunque cuando se hace realidad, es difícil encontrar la salida. No es lo mismo ver las cosas desde afuera. Es una vorágine de la cual no crees salir nunca.