¿Quién es tu competencia?

Lo lógico sería que al hacernos la pregunta «¿Quién es mi competencia?» mencionáramos las empresas, instituciones o individuos que hacen lo mismo que nosotros para el mismo público que nosotros. Sin embargo esta concepción se queda corta, muy corta.