Miedo

Cuando entendemos que nuestra historia forma parte del libro de la vida y que este libro fue escrito por Dios, el miedo desaparece. Sabemos que formamos parte de un plan más grande, que no nacimos por error y que no somos insignificantes.

El miedo pasa cuando entendemos que nuestra historia y la historia del mundo fueron escritas por la misma mano

¿Por qué, Miedo?

¿Por qué, Miedo?

¿Por qué eres un verdugo de lo que todavía no ha nacido?

¿Por qué asesinas los anhelos y los sueños sin darles, al menos, el placer del intento?

¿Por qué ahogas todo aquello que desea salir a flote solo por dejarte atrás?

Cuando las cosas se complican

Hace poco platicaba con un amigo. Él decidió cambiar totalmente de estilo de vida para irse a seguir su sueño. Un sueño que había tenido desde hace ya muchísimo tiempo. Hace poco, me comentó que le estaba costando un poco esto de seguir su sueño. Me vino a la mente un pensamiento: ¿Qué pasaría si todos los que siguen sus sueños los abandonaran cuando las cosas se complican?

Tu sueño más grande

Me gusta pensar en lo que Walt Disney sentía en el momento de construit Disneyland. Todo mundo dice que no dejaba de pensar en su parque de diversiones ni un minuto. Era su más grande sueño de muchos que había tenido y, por un momento, pudo no haberlo conseguido. Muchas veces nosotros tenemos sueños, estamos ilusionados con una idea. Pero para que esos sueños e ideas se conviertan en realidad hay varios ingredientes que tienen que conjuntarse y que prácticamente tienen que ver solamente con nosotros.

Hacer lo mejor que puedes

Mi corazón hoy me está hablando. Y me está reclamando, no está muy contento que digamos. Y no sé qué contestarle. Podría poner como pretexto la típica frase de “estoy haciendo lo mejor que puedo”. Pero a veces “lo mejor que puedes” no es suficiente.