Hay veces…

Hay veces que quiero cerrar los ojos e irme lejos.

Hay veces que pienso en lo que pudo haber sido y no fue.

Hay veces que el mundo me da miedo, porque el blanco y el negro se han alejado, si no es que se han perdido.

Hay veces que miro tu cara y ya no siento nada de lo que sentía.

Hay veces que me extraño a mí mismo en esos días.

¿Por qué, Miedo?

¿Por qué, Miedo?

¿Por qué eres un verdugo de lo que todavía no ha nacido?

¿Por qué asesinas los anhelos y los sueños sin darles, al menos, el placer del intento?

¿Por qué ahogas todo aquello que desea salir a flote solo por dejarte atrás?