Resolviendo problemas

Los problemas más importantes que enfrentamos no pueden resolverse en el mismo nivel de pensamiento con el que se generaron

La vida es una creación y solución de problemas constante. Estos problemas son ocasionados por nosotros mismos o por otras circunstancias. Pero una vez que se presentan, hay que ponerles alguna solución. No los podemos rodear o huir de ellos, porque como la materia, no se destruyen, solo se transforman. Esto hace muy probable que si sales huyendo de algún problema, regrese armado y poderoso para explotarte en la cara más adelante.

Nacido para luchar

Les presento a Aidan Reed, un niño de cinco años. A simple vista no tiene nada de especial, es un niño como cualquier otro. Su única diferencia: a él le detectaron leucemia a su corta edad. Sus papás, como cualquier persona de clase media en Estados Unidos, no se pueden dar el lujo de pagar…