¿Pasión por México?

Hace un año, las poblaciones, los compañeros de trabajo y hasta las familias se dividían de acuerdo al partido de su preferencia. Hoy estamos a un año de esas declaraciones, de esos ataques, de esa lucha por el poder, y yo quisiera saber dónde están todos esos candidatos. Solo digo: si realmente ellos—o muchas personas que dicen lo mismo— estuvieran interesados en ayudar a México, en sacar adelante a nuestro país, no esperarían a ser presidentes para lograrlo, sino que día a día trabajarían por construir un mejor futuro desde su círculo de influencia y no existiría un interés tan desproporcionado por tener poder o controlar a una nación.