Volver a escribir, pensar y vivir

Me he cuestionado qué es lo que debemos hacer, ¿malabarear la vida como viene? o ¿hacerla como nosotros queremos? Creo que nunca caerá la moneda en una sola cara, sino que girará constantemente hasta el final de los días. Cualquiera de las dos opciones queda incompleta, medio vacía o medio llena.

Carta a mi primer amor

Man writing on the paper in the office

Poco a poco y sin explicación alguna, nos fuimos alejando. Ya sé, es descarado hablar en plural. Aquí estoy escribiéndote y aún así tengo la insolencia de disolver mi culpa mezclándote a ti en ella.

Fui yo el que me retiré, fui yo el que se distanció. Creí que sin cuidarla, nuestra relación iba a seguir igual. El espacio entre nosotros crecía y mientras más lo hacía, más yo lo negaba. Me preguntaban por ti y por un rato lo pude disimular, hice creer a todos que seguíamos igual, que estábamos enamorados. Pero con cada mentira, la separación creció.

Fe en la humanidad, reestablecida

Últimamente me han sucedido varias cosas que me han motivado a creer nuevamente en la humanidad. A veces con tantos líos políticos, económicos, conflictos y hasta peleas de Carmen Aristegui y la Señorita Laura, se nos olvida lo verdaderamente importante: todos pertenecemos a la raza humana. Y no me refiero a la raza a la que le canta Gloria Trevi en sus conciertos, sino a la totalidad de la humanidad, para la cual no importan las diferencias de color, religión o país.
Estas experiencias, muy sencillas me han hecho pensar profundamente en la capacidad de bondad que tenemos. Todos podemos ayudar a la gente —conocida o desconocida— podemos hacer actos espontáneos de amor y amabilidad por alguien. En eso consiste la experiencia humana y por eso vale la pena la vida.

Mundo de contrastes

Hemos acostumbrado a nuestros ojos a no ver lo feo, sino simplemente lo bonito. Les aseguro que la gran mayoría de las personas que caminaban por la banqueta de la foto, no vieron a la señora tirada y sin embargo sí notaron la publicidad del anuncio.

Convéncete a ti mismo

Si cada día usamos palabras para hablar con nosotros mismos, para convencernos de lo que creemos, de lo que somos, de los principios que nos guían, las palabras se convertirán en realidad en nuestra propia vida.

Reglamento de vida 2012

Se trata solamente de vivir.
Vivir es más que existir, es el tiempo que tienes para ser feliz y dejar una huella en el mundo.
Las dificultades solo son un entrenamiento, recuerda que lo mejor está por venir.
Si crees en algo, abrázalo y hazlo vida.
Si esperas el momento exacto para realizar un proyecto, tal vez nunca lo hagas. El momento exacto es ahora.
El amor es la única política vigente con las personas, el trabajo, y en cualquier lugar.
Ríe, baila, trabaja, ayuda, reza, bromea, escribe. Nunca des nada por hecho.
Apúrate a vivir tu vida.