Francisco, el Papa que todo mundo estaba esperando I

«Argentino, argentino pero muy sencillito». Fue uno de los comentarios que hicieron unos peregrinos mexicanos en la jornada mundial de la juventud. A todos nos llamó la atención su sencillez, hasta a la revista Vanity Fair, que lo nombró el hombre del año. De esas ironías que la revista de la vanidad seleccione a una persona por humilde. Su sencillez se nota en todo lo que hace, dice y piensa.