¿Por qué tener un plan de vida si puedes vivir al día?

El tener un plan de vida no tiene nada que ver con tener un horario o cegarse ante una meta, todo lo contrario. Un plan de vida se trata de construir el camino necesario para ser la persona que queremos llegar a ser y evitar que las circunstancias nos conviertan en alguien que nunca imaginamos. Esa persona que queremos ser puede serlo casada, soltera, en el trabajo, con los amigos, viviendo en casa, departamento, rico o pobre. Porque nuestra esencia y carácter deben ser auténticos y depender de nosotros, no de los demás.

Dialogar contigo mismo

Parecería increíble que la persona con la que pasamos más tiempo a lo largo de nuestra vida es la que menos nos conoce: nosotros mismos. Suena lógicamente imposible que alguien pueda no conocerse pero es más común de lo que parece. ¿Cuántas veces has tenido reacciones que creíste imposibles de hacer?

Enfoque en resultados

Lo que tenemos que cambiar es el enfoque, ya que eso es lo que muchas veces nos detiene o nos decepciona. Llegamos al final de un gran trabajo y pensamos “¿Esto es todo?” Y ahí vienen las decepciones y depresiones, porque la recompensa no es proporcional al sudor de nuestra frente. O al revés, trabajamos pensando en los resultados y cuando estos no llegan, nos deprimimos.

Hacer lo mejor que puedes

Mi corazón hoy me está hablando. Y me está reclamando, no está muy contento que digamos. Y no sé qué contestarle. Podría poner como pretexto la típica frase de “estoy haciendo lo mejor que puedo”. Pero a veces “lo mejor que puedes” no es suficiente.

Todos somos actores

Actuar no en el sentido de hipocresía, sino en el sentido de amor, de interés y de esfuerzo.

Volver a empezar

¿Algún día has pensado en volver a empezar? Lo mejor de la vida es que cada mañana nos deja sentirnos novatos otra vez, porque nos enfrentamos a nuevos retos, nuevas formas de mirar y nuevos obstáculos, que no son otra cosa que catapultas hacia nuevas alturas…

¿Qué es lo que te detiene?

En mi cuarto tengo colgada una frase de Calderón de la Barca que dice lo siguiente: «La mayor victoria del hombre consiste en vencerse a sí mismo».

Algo que te sacuda…

Busquemos todo el tiempo algo que nos sacuda, que nos haga amar cada segundo, que nos haga despertar y ser dueños de nosotros mismos. Puede ser un amor, el trabajo, un hijo, un proyecto, un amigo o hasta un libro… lo importante es no dejar de buscarlo nunca.

¿De qué color eres?

Yo resulté ser amarillo, rojo y algo de verde.Algo que me sorprendió al voltear a ver a mis compañeros, es que sus resultados eran extremadamente variados. No obstante, todos estaban muy contentos con su propio resultado.

Encuentro con mis demonios…

Iba caminando y me encontré con mis demonios. Algunos eran viejos conocidos. Otros eran de nuevo ingreso. Algunos me acompañaban desde que estaban chiquitos. Otros llegaron ya viejos.