De algo estoy seguro… Cada idea tiene su momento

Hay ideas para las que es el momento indicado y hay ideas que hay que guardar para cuando se den las circunstancias. Cuando el tiempo de una idea es el correcto, todos los engranes se acomodan y empiezan a correr. Ni tú mismo puedes ya detenerlos, la idea se va a volver realidad contigo o sin ti, así que más vale que te subas al tren.

La fuerza de una idea

No hay ejército que pueda detener la fuerza de una idea cuando ésta llega a tiempo

Esta frase es conocida por muchos. Si entendemos además, el contexto de la revolución francesa, nos queda aún más clara. Cuando nuevas ideas han llegado al mundo, lo más lógico es que ciertas fuerzas traten de frenarlas. Pero lo cierto, es que si es su momento, no habrá nada que las detenga.