Bicentenario espectacular

A lo largo del 15 y del 16 de septiembre, los festejos no desmerecieron uno de otro. Resaltó la creatividad y la ejecución. Lució espectacular el Zócalo de la ciudad de México con el concierto de llamas, con las proyecciones en la catedral y los juegos pirotécnicos.