Duelo de titanes en marketing: Fuze Tea vs. Nestea

Me acuerdo perfecto del día en que llegué a un fast food de comida china y al final de la barra estaban las bebidas. Vi la conocida tapa de Nestea y agarré la botella. Pero resultó que no era Nestea, era una cosa amarilla que decía Fuze Tea. Era de Coca-Cola, así que no podía ser pirata, pero aún así, se me hizo muy raro el cambio de nombre.

De pronto aparecieron anuncios en toda la ciudad, promociones, spots que decían: “Fusiónate con Fuze Te”. Nadie sabía lo que había pasado con el Nestea, hasta ese punto creíamos que había cambiado de nombre.

Resulta que Nestea era un joint venture entre Coca-Cola y Nestlé. Nestlé ponía la marca y Coca-Cola la fórmula y la distribución. Al terminar el contrato, decidieron no renovarlo y cada uno se llevó lo suyo. Coca-Cola sacó una nueva marca con la misma fórmula y Nestlé sacó la misma marca con distinto sabor. Es una batalla del producto contra el nombre y veremos qué es más fuerte. La percepción de la gente es que Nestea es mejor, por el posicionamiento que tiene.

Así que me dí a la tarea de ver hasta dónde influía la mercadotecnia. Llené dos vasos en mi oficina, uno con Nestea y otro con su nuevo rival. No hubo una sola persona que prefiriera el nuevo sabor que creó Nestlé. Todos eligieron Fuze Tea por sabor. Sin embargo, cuando Nestlé comenzó con su campaña de relanzamiento, muchos por afinidad con la marca, dicen que prefieren a Nestlé.

Ahora, cada semana los dos gigantes de la industria de alimentos y bebidas nos llenan con un nuevo mensaje atacando a su competidor. “El original es… Nestea”, “Otros se quedaron con el nombre y nosotros con la receta original”. Ya veremos lo que sucede con la industria de los tés en México, que está sufriendo una transformación grande…

Mientras, nosotros nos divertimos.