De cerebro flojo

Nuestro cerebro siempre está tratando de ahorrar energía por si la necesita en alguna emergencia a lo largo del día. Digamos que ante una situación de emergencia, el cerebro debe utilizar toda su energía disponible para reaccionar, producir adrenalina y tomar buenas decisiones rápidas.Así que para sacar más provecho de nuestro cerebro y su poder, hay ciertos tips que nos pueden ayudar.

Anuncios

El poder de una idea

Todos los sueños comienzan con una idea vaga pero lo suficientemente fuerte para visualizarla, emocionarte, llenarte de entusiasmo y ponerte en pie. Conforme caminas hacia ellos, la claridad disminuye, el camino se vuelve sinuoso y complicado. Sientes ganas de detenerte y volver a la etapa en que era simplemente una idea, cuando todo era fácil porque simplemente no existía. Lo que debes saber es que la existencia es difícil, la realidad duele porque cualquier esfuerzo cuesta trabajo. No te detengas. Continúa caminando y algún día, esa idea vaga que tanto te llenaba te parecerá poca cosa a comparación de la realidad que tengas en tus manos.

Enfoque en resultados

Lo que tenemos que cambiar es el enfoque, ya que eso es lo que muchas veces nos detiene o nos decepciona. Llegamos al final de un gran trabajo y pensamos “¿Esto es todo?” Y ahí vienen las decepciones y depresiones, porque la recompensa no es proporcional al sudor de nuestra frente. O al revés, trabajamos pensando en los resultados y cuando estos no llegan, nos deprimimos.

Una pausa

Tal vez, para consolarme un poco, me digo a mí mismo que no importa la pausa en las metas, siempre y cuando sea eso… una pausa. Por lo menos algo así decía Rudyard Kipling: «Date una tregua, pero no claudiques».

Generación Y

La Generación Y ha nacido con la tecnología, por lo que son nativos de la misma. Pero hoy no sólo vale la pena analizar su educación, sino cómo ésta ha influido en su forma de trabajar.

Algo que te sacuda…

Busquemos todo el tiempo algo que nos sacuda, que nos haga amar cada segundo, que nos haga despertar y ser dueños de nosotros mismos. Puede ser un amor, el trabajo, un hijo, un proyecto, un amigo o hasta un libro… lo importante es no dejar de buscarlo nunca.

80 páginas y contando…

Me estoy acordando de todo esto hoy porque llevo una cantidad innumerable de horas trabajando en un informe anual de mi área de la empresa. Hasta el momento tengo 80 páginas y no he terminado todos los puntos a tratar.